martes, 2 de febrero de 2016

Despedimos "Hambre"



De acuerdo. Al menos de momento, Hambre ha terminado.

Siento tristeza. Y alegría infinita.

Vuestra respuesta ha sido prodigiosa. Siendo nuestra primera obra como STRIGA, habéis llenado la sala sábado tras sábado.
Han venido personas completamente desconocidas, otorgándonos un voto de confianza absolutamente extraordinario. Han venido personas que apenas nos conocían, y que viniendo tomaron la resolución de conocernos por la vía visceral. Han venido personas a las que no veía hacía años, y que espontánea y encantadoramente decidieron que querían darme su apoyo y su afecto en esta senda. Han venido personas a las que admiro profundamente y a las que jamás había visto, y he tenido el gozoso (y ruborizado) privilegio de poder ponerles rostro, voz y tacto (me habría quedado abrazada, prendida de cada una de ellas, hasta el día siguiente, pero entiendo que hubiera resultado inquietante). Han venido personas que, pese a no saber quiénes éramos ni tener referencias previas, se han desplazado desde otras comunidades autónomas sólo para venir a vernos. Han venido personas muy importantes para mí y a las que apenas tengo la ocasión de ver, y poder compartir este proyecto también con ellas (un proyecto en el que identitaria y estéticamente me reflejo por completo, un proyecto que aúna todos mis anhelos artísticos, poéticos y simbólicos; el proyecto del que más orgullosa he estado en mi vida) me ha llenado el corazón de hoguera y océano. Y han venido todas esas personas que llevo tejidas con hilo de oro entre mi respiración y mi cordura (una de ellas desde Dinamarca, loada sea siempre el alma tribal y nómada).
Esto es admirable. Sois admirables. Nos llenáis de asombro y de júbilo azorado e inextinguible.
No sé cómo daros las gracias.

Nos va a costar recuperarnos de esto. Ha sido magnífico, aterrador, doloroso, real, íntimo, bellísimo y duro.
A partir de ahora mismo, empezamos la preparación de nuestra siguiente obra. Ciertamente, no podemos rondar lejos de los abismos.

Nos vemos en el camino. Gracias por todo.


Fotografía: Lua Quiroga Paúl
Modelo y edición: Mar del Valle

martes, 26 de enero de 2016

"Hambre" (IV)



Gracias por haber compartido con STRIGA este ritual doloroso y visceral un sábado más. Ya sólo queda una función de Hambre.
Nos estáis dedicando unos mensajes tan hermosos, unas reacciones tan amables, una acogida tan cálida. Sabemos que nuestra propuesta es dura, bastante arriesgada, sin duda hiriente, y la estáis recibiendo con brazos abiertos y palabras bellísimas. Habéis superado nuestros más ambiciosos deseos.

Debido a vuestra calurosa acogida, la sala La Usina nos ha ofrecido prorrogar la obra, y pocas cosas nos ilusionarían más. No obstante, diversos compromisos laborales individuales e incompatibilidades horarias, sumadas a que hemos de empezar la preproducción de una nueva obra de STRIGA, hacen imposible que podamos prorrogar. Al menos por ahora. En unos meses, antes o después, realmente nos encantaría retomar Hambre y volver a arrojarnos a sus luces y sus sombras, volver a ofrecérosla, a ofrecernos.

Si esto ha sido posible es gracias a vuestra presencia e implicación. Jamás podremos agradecéroslo lo suficiente.

Queda una. Sólo nos resta alcanzar el delirio. Nos vemos este sábado.

(Fotografías por Juan Díaz.)





miércoles, 20 de enero de 2016

Reseña en 20minutos + Mahoudrid

Fotografía: Juan Díaz

El viernes pasado nos pillaron de sorpresa unas palabras generosísimas que Paula Arenas dedicó a Hambre en la edición impresa del periódico 20minutos. Otro gesto bellísimo que no podemos agradecer lo suficiente. Gracias infinitas, Paula, por el magnífico apoyo y por la difusión que implica.




Por otro lado, la web Mahoudrid nos incluye entre sus recomendaciones teatrales concediéndonos un espacio privilegiado. Alegría desbocada y más agradecimiento salvaje.


martes, 19 de enero de 2016

Apuntes XIII



Apuntes rápidos hechos a partir de una de las fotos que me hizo Juan Díaz hace unas semanas. Y qué refrescante es hacer apuntes a veces, ¿a que sí?


Sketches based on two photographs taken during the shoot I did with Juan Díaz some weeks ago. Sketching is so refreshing, isn't it?


lunes, 18 de enero de 2016

"Hambre" (III)



El sábado hubo magia.

Cada día entramos en mayor catarsis, cada día entregamos y recibimos más, cada día acabamos más agotadas y exhaustos.
Gracias por llenar la sala una vez más. Gracias por estar otorgándonos este voto de confianza, ese salto al vacío que es acudir a ver arte, gracias por acogernos. No puedo expresar con palabras cómo nos conmueve y nos eleva vuestro apoyo, cómo me inunda e inflama vuestro aprecio. En lo que se genera estas noches hay indudablemente algo de sagrado.

Aprovecho para deciros que, gracias a vuestra abrumadora respuesta, las entradas online para las dos funciones restantes de Hambre están agotadas tanto an Ticketea como en Atrápalo, y ya sólo se encuentran disponibles en la propia sala La Usina. Para reservar, poneos en contacto con ellos:
- Tlf: 91 468 47 54 // 670 580 570
- mail: info@lausina.es
- C/Palos de la Frontera, 4 (Madrid)

Que vuestra semana sea pura delicia.

(Fotografías por Juan Díaz.)







martes, 12 de enero de 2016

Reseña en La República Cultural + "Hambre" (II)


Tras el luto, hoy sí. Gracias, gracias, gracias, gracias. Gracias por haber venido el sábado a nuestra segunda función de Hambre, gracias por haberos entregado a lo terrible, gracias por haber invocado al dolor y la belleza junto a STRIGA. Los mensajes y palabras que tras la obra nos dedicasteis fueron dulcísimos. Nos costó mucho dormir esa noche, el corazón nos rebosaba de excitación y júbilo.
Vamos a por la tercera.

Por otra parte, el sábado pasado Julián Castro publicó una magnífica y detallada reseña sobre Hambre en La República Cultural. Recomiendo encarecidamente que la leáis. En STRIGA no podemos sentirnos más entusiasmadas y agradecidas.

Gracias de nuevo, y que todas las cosas brillantes de este mundo os iluminen.

(Fotografías por Juan Díaz.)






lunes, 11 de enero de 2016

Farewell, Black Star

Hoy tenía que ser un día de agradecimiento hacia todas las personas que tan cálidamente acogisteis el sábado la segunda función de “Hambre”, porque de verdad que quiero daros las gracias y transmitiros con toda mi alegría lo importante que fue esa noche para nosotras.

Pero no puedo. Hoy ha muerto David Bowie.

Como para tantísimas personas, Bowie ha sido un símbolo toda mi vida. El año que nací se estrenó una película sobre un laberinto que revistió mi infancia de magia y de belleza. Me hizo darme cuenta de que yo no ansiaba ser una princesa; sino un elegante, ambiguo, terrible, indecente y resplandeciente Príncipe Blanco de género angelical o feérico o extraterrestre, a poder ser orlado de plumas, maquillaje escandaloso y purpurina.
Según crecía, cuando contemplaba fotografías de Bowie de algún modo sabía que estaba contemplando al Rey de una especie extraña, esteta, múltiple y diversa que el mundo tendía a considerar anómala, amoral, artificiosa, inadecuada, insolente, ficticia, prescindible, molesta y/o despreciable. Que yo pertenecía a esa especie. Y que, como tal, quedaba condenada y bendecida a querer ser, elaborar y desear todas las cosas que no se consideran correctas, decentes, apropiadas y naturales de este mundo. También sabía (y aprendí a golpes de experiencia con el tiempo) que atreverse a serlo y manifestarlo es un arduo ejercicio de tenacidad y resistencia. Pero en mi panteón mental, junto a otras deidades y arcanos viejos y nuevos, brillaba siempre esa estrella eléctrica, luciferina, de irisado multicolor y casi hiriente, a la que mirar cuando el camino parecía demasiado oscuro.
Bowie desplegó ante mí por vez primera la libertad para ser y el ansia por serlo.

Llevan cayéndoseme las lágrimas desde las nueve de la mañana. Yo no quería, pensaba que el día que pasara esto apenas me afectaría. Pero no puedo evitarlo.

Sencillamente, te adoramos. Has sido nuestro Rey y nuestra Reina, y el mundo sin ti parece un poco más mortecino e inhóspito. Y has tenido que irte así, siendo un símbolo hasta para marcharte, fijando una maldita estrella negra —cegadora, invisible y eterna— en nuestro firmamento.
No podía ser de otra manera, no es verdad, insignia viva, Duque Blanco, amadísimo alienígena.

PD: Mi primera opción era enlazar aquí la versión de “Bring me the Disco King” de Danny Lohner, pero inexplicablemente parece que está bloqueada en nuestro país. De modo que… Can you hear us, Major Tom?


lunes, 4 de enero de 2016

STRIGA. "Hambre" (I)



El sábado pasado, día 2 de enero, se celebraba el día de la natividad de la diosa sumeria Inanna según el calendario pagano. Ese mismo sábado estrenamos Hambre.

Muchísimas gracias por haber sido parte de ello. Fue una noche preciosa. Sois una gente preciosa. STRIGA es posible gracias a vuestra entrega y vuestro apoyo.

Seguimos adelante. Sábado tras sábado, volveremos a dejarnos la cordura en los altares-escenario de La Usina, palabra. Gracias por caminar a nuestro lado. Que Inanna arda siempre en vuestra sangre y nos contemple. 

Os dejo con algunas de las exquisitas fotografías de Juan Díaz.







lunes, 28 de diciembre de 2015

Tarjetas de visita para STRIGA



¿Sabíais que, además de ser actriz en STRIGA, también he diseñado el logo y las tarjetas de visita...?

Did you know that, besides being an actress on STRIGA, I have designed STRIGA's logo and business cards too...?