viernes, 3 de octubre de 2008

Farewell



Hace algo más de dos semanas, el dieciséis de septiembre, murió inesperadamente una persona maravillosa a la que yo quería mucho.
Siempre fue un caballero, mitad andante mitad juglar, con una sonrisa radiante y unos gestos de las manos que dibujaban palabras en el aire.
Sé que no le gustaría ningún dibujo triste por su partida. Creo que más bien le gustaban los fragmentos sencillos de esperanza. Así que aquí tenemos una muchacha blanca de sonrisa gentil, con fuego en el cabello y música en las puntas de los dedos.

Una vez me llamó meiga buena.

La última vez que le vi, me dijo que era feliz.



Lo voy a echar muchísimo de menos.


Two weeks ago, the 16th September, a wonderful person who I loved very much died unexpectedly.

He was always a gentlemen, I think half knight-errant half juglar, with a radiant smile and those gestures of his hands which drew words in the air.

I know he wouldn't like a sad drawing por his departure. I think he rather liked the little and modest fragments of hope. So here we've got a white girl of kind smile, with fire in her hair and music in her fingertips.


Once he called me good witch.


The last time I saw him, he told me he was happy.



I'm going to miss him so much.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

=)

Pintureiro dijo...

Hacía tiempo que no pasaba a recibir mi ración de caldo contra la vanidad y veo que me tenías preparadas varias tazas... Sigue cocinando así de rico.
Lamento tu pérdida y recibe el abrazo lleno de ánimo que adjunto a este comentario.
Ah, y gracias por el link.