miércoles, 31 de enero de 2018

Zarzamora / Blackberry


Estudio de flores: zarzamora.
¡Me he sentido tan bien trabajando en esto! Pienso dibujar flores mucho más frecuentemente de ahora en adelante.


Flower study: blackberries.
Drawing this has been so delightful, I'm going to sketch many more flowers from now on!






martes, 23 de enero de 2018

Women's Marches and Intersectionality


Dibujito para dejar esto bien claro:

Las mujeres trans son mis hermanas, nuestras hermanas.
No debería tener que estar señalando esta obviedad, pero es imprescindible que se deje de excluir y violentar a las mujeres trans en los eventos de mujeres. Necesitamos hacer que las marchas de mujeres sean lugares seguros para TODAS las mujeres YA.

Si no es interseccional, no es mi maldito feminismo.


A sketch just to make this clear:

Trans women are my sisters, our sisters.
This shouldn't need to be said, but it's essential that we stop excluding and harassing trans women in women's events. We need to make the marches and demonstrations safe places for ALL women NOW, once and for all.

If it is not intersectional, it's not my fucking feminism.

domingo, 21 de enero de 2018

La habitación de las ahogadas VIII



[...] Se habrán ido los bosques para siempre, se habrán ido las nubes, agonizarán las profundidades bajo un sol infeccioso
y mi cuerpo seguirá diciendo la verdad. [...]




[...] De a dos. Blancas y enmarañadas. Sangrando por la nariz. Sin párpados. A veces recuerdan sus voces y pronuncian palabras al azar que se entrelazan con el invierno y te erizan la piel de los brazos. [...]




Fotógrafa: Marta Huguet.
Versos e inspiración: La habitación de las ahogadas de Álex Portero.


Photographer: Marta Huguet.
Verses and inspiration: "La habitación de las ahogadas", written by Álex Portero.


viernes, 19 de enero de 2018

Rojo y Oro IV


We walk alone now with her
The dogs have broken and turned
Feed these words to the wind
So they may one day return

(Aldous Harding, "Small Bones of Courage")

Ilustración interior para la novela Rojo y Oro de Iria G. Parente y Selene M. Pascual, publicada por Alfaguara.

Illustration for Iria G. Parente and Selene M. Pascual's book "Rojo y Oro", published by Alfaguara.

jueves, 18 de enero de 2018

La habitación de las ahogadas VII



[...] Tan llenas de agua
como las tumbas abiertas de mis hermanas
abiertas por la mano del hombre
como las heridas que nos llevan al matadero abiertas
y
tan bellas
como las veces que he perdido el miedo a la muerte
tan negras
como las veces que lo he recuperado [...]




[...] Decías jamás,
decías mueca de dolor,
decías locura colectiva,
decías alucinación ante las llamas,
decías sufro,
decías ella,
decías claustrofobia y grasa,
decías niebla como quien dice agua,
decías nombre y cadáver,
decías nana. [...]




[...] Mi vida es una habitación estrecha llena de materiales de derribo.
[...] Es la habitación de una mujer ahogada antes de nacer cuyo espíritu aún no ha dicho la última palabra. [...]


Fotógrafa: Lua Quiroga Paúl.
Versos e inspiración: La habitación de las ahogadas de Álex Portero.

Photographer: Lua Quiroga Paúl.
Verses and inspiration: "La habitación de las ahogadas", written by Álex Portero.

martes, 16 de enero de 2018

Daffodil Lament



Se ha ido Dolores O'Riordan.
Me muero de pena.

Quienes me conocen saben que Cranberries ocupan un lugar muy especial en mi corazón desde pequeña. Cuando tuve guitarra, una de las primeras canciones que aprendí a tocar de oído fue Zombie. Tal vez fue mi primera canción de poder, la que cantaba con rabia y furia, con fiereza. Yo, que de adolescente parecía una doncella medieval dulce y tímida y silenciosa, adoraba cantar canciones de Cranberries, y encontraba un orgullo secreto y salvaje en que mi voz se pareciese bastante más a la de Dolores que a las de cantantes más pulcras, delicadas y agradables. Cuando me oían cantar Cranberries, la gente se sorprendía y extrañaba, y yo podía sentir cómo esa grieta en la idea que tenían de mí les incomodaba e inquietaba. En un entorno de violencia y obligada sumisión, tener ese conocimiento y esa habilidad dentro me daba fuerza, y poder.

Y siguió siendo así después. Cuando la gente insistía en inscribirme en lugares personales o artísticos que les resultasen agradables, inofensivos y dóciles, allí estaba la llama y la impronta de Cranberries y Dolores, con su voz y su música y su actitud y su estética, para recordarme y recordarles que y una mierda, que yo no era las cosas que querían que fuera, sino lo que yo sabía que era o quería llegar a ser; esto es: algo inquietante y desconcertante y poderoso y furioso y peligroso y hermoso.

Así que sí, me muero de pena. Dolores O'Riordan era demasiado importante, demasiado joven, y era demasiado pronto. Te vamos a llorar y a extrañar con todo nuestro corazón, para siempre en nuestro panteón de las Diosas y las Fieras.